viernes, 26 de octubre de 2007

Vos y yo

La noche estaba tibia, cómplice.
Vos y yo avanzando por las calles oscuras del barrio. A metros de tu casa, bajo los frondosos paraísos te detuviste, me miraste, algo murmuraste que no llegué a comprender, creí percibir un temblor en tu cuerpo, un brillo distinto en tus ojos y fue permiso.
Tu boca y la mía estrelladas en medio de la noche.
Fue el inicio de algo que luego se repetiría en tu cuarto, con los testigos ciegos de tus muñecos mirando desde las repisas, tus fotos, tus cosas.
Manos ansiosas, bocas ávidas, buscando, descubriendo, repasando cada línea, cada arista, cada curva; el aliento quemando sin quemar, la piel erizada y los deseos expuestos hasta el delirio.
Luego en el colegio, vos y yo, sólo compartiendo, hablando, riendo como otras.
Nada y todo en el secreto compartido.

9 comentarios:

un tordo dijo...

testigo de ti misma la otra que te mira

. § . dijo...

El problema de los secretos es que cuando se escribend ejand e ser secretos
y si no se escriben no hay como comprobar que ese secreto existe.


Saludos.
Comentamos.

. § .

ovejavieja dijo...

mmmmmm.... y supongo que con ovación general peluchil

A's Journey dijo...

Me gusta tu estilo ^ ^, buen blog el que tienes aqui, felicidades.

Saludines!

La otra parte de mí dijo...

el taller nos está llevando por caminos inuscitados..muy buen relato,me gustó.besitos.

LUIS AMÉZAGA dijo...

Mejor sin correas.

La búsqueda del otro a través de los exteriores de uno mismo, que es el cuerpo, ese extraño que empieza en nuestra propia piel.

Otramirada dijo...

UN TORDO, el otro nos ayuda a reconocernos.

.§., a veces buscamos que el secreto se sepa.

OVEJAVIEJA, ojalá lleque la ovación.

A'S JOURNEY, gracias. Ya estoy visitándote.

LA OTRA PARTE DE MI,tenés razón descubro nuevos caminos, aunque el tema de la sexualidad es algo que vengo tratando desde hace mucho. Gracias por visitarme.

LUIS AMEZAGA, es cierto, mejor sin correas. Aunque en este caso son simbólicas, es lo compartido.

peyote dijo...

Hay noches que las estrellas esconden, su belleza, y salen de los sueños, para alumbrar tan belllas palabras.

Saludos.

ISIDRO R. AYESTARAN dijo...

La tensión de una primera vez con el miedo a ser señalado, juzgado y apaleado... Una historia de amor a desarrollar entre las cuatro paredes de un mundo ideal fabricado para la ocasión de dos amantes sin fin en el ahondamiento de sus propios sentimientos...
Una historia de amor disfrazada de amistad a los ojos de los demás, que son a los únicos que habría que disfrazar con un maquillaje que les diera verdadera alergia...
En fin, querida mía, que me has hecho recordar un montón de cosas...

Un beso muy fuerte
ISIDRO